Mi tía la caliente
Hola, primero que todo les cuento que tengo 22 años y esta
historia me sucedio cuando tenia 20 y que tratare de contársela con el máximo de detalles.

Les cuento que tengo una tía de 33 años y es casada, ella es muy atractiva y tiene un cuerpo muy hermoso. Todo empezó cuando mi tía venia a visitarnos muy seguido, ella siempre había sido muy cariñosa conmigo, ella nos visitaba generalmente el fin de semana, llegaba el viernes en la noche y se marchaba el domingo en la tarde, a mi me encantaba que fuera cariñosa conmigo, porque así aprovechaba de rozarla cuando me regaloneaba, a ella le encantaba rascarme la espalda, a mi también me gustaba mucho sentir sus manos en mi espalda, ella al rascarme la espalda  intentaba rozar mi abdomen, cosa que me daba un escalofrío tremendo, y a ella le encantaba hacerme sentir esa sensación.

Un  sábado yo me bañe y me fui a mi dormitorio para terminar de arreglarme para salir a una fiesta. Ahi, en mi dormitorio estaba mi tía, recostada sobre mi cama, yo la vi y me dijo que si me rascaba la espalda, yo me recosté a un costado de ella y empezó de la misma forma de las otras veces, ella trataba de que yo me calentara, yo así lo note cuando me acariciaba el abdomen, las manos la dirigía hacia mi cinturón.

Mas de una vez metió la mano un poco por debajo de mi cinturón. Me empezó a preguntar si yo dormía con boxer, a lo que le respondí que si, ella me dijo que era malo dormir así por que hacia difícil la circulación de la sangre, que tenia que dormir sin ropa, ya en ese momento yo estaba a mil, de pronto me empezó a decir que parecía que en mi familia le molestaba que ella nos visitara y que por eso no nos visitaría mas, yo le dije que por mi parte me encantaba que nos visitara y que yo la quería mucho y que no dejara de visitarnos, a lo que la abrace por detrás(eso me calentó mucho)y le dije que si quería que le rascara la espalda, ella dijo que si y empece a hacer lo mismo que ella, tratar de tirar las manos hacia su abdomen, ella me dijo que tuviera cuidado porque no llevaba puesto su sostén, a lo cual yo trate de controlarme, luego salimos todos a la fiesta y ella se quedo cuidando la casa sola.

En la fiesta yo con varios tragos de mas le dije a mi familia que me iría a casa para descansar, llegando a casa aprox.4 de la madrugada en mi dormitorio había un poco de luz, ella estaba viendo televisión, entre a mi dormitorio y hay estaba mi tía con solo una polera y unos short super cortitos, yo intente disimular mi impresión y le dije que me acostaría con ropa porque me daba vergüenza sacármela, a lo que dijo y como a mi no, yo ando solo con esto y no me da vergüenza, realmente ella estaba espectacular su polera se le traslucía y se podía apreciar a simple vista ese hermoso par de tetas, yo le dije que de todas formas no me sacaría la ropa, así me acosté, ella apago la luz para que no me molestara y se quedo viendo TV.

Cuando yo ya empezaba a quedarme dormido, me dijo que si se podía acostar a un lado de mí, yo le dije que si, pero tendría que rascarme, ella empezó a rascarme, estaba al costado izquierdo de la cama y me dijo que del otro lado de la cama no podría rascar mejor, yo le dije que se cambiara, y paso sobre mi haciendo rozar todo su cuerpo sobre mi, y fingió un golpe en su rodilla a lo que me pidió que se la sobara, yo le hice caso, y le empece a preguntar que si le seguía doliendo, me dijo que si, así que empece a subir mi mano, ella empezó a gemir en mi oído a lo cual yo seguí, sin cruzar una sola palabra, llegue con mi mano a su short y le metí la mano en su vagina, que ya estaba muy caliente, ella gemía mas y mas, yo la induje dándole un empujón a que se subiera arriba de mí, cuando estaba arriba le baje el short y me baje los pantalones y se lo metí todo, luego se subí la polera i empece a chupar sus tremendas tetas, los movíamos de arriba a abajo, jamas lo había hecho de esa forma, cuando termine, ella se paro y se fue a acostar.

Al otro día yo no sabia si era verdad o fue un sueño, como estaba con varios tragos en el cuerpo no lo podía diferenciar, entonces hice como si nada hubiera pasado, cuando llego el otro fin de semana, el día sábado en la mañana todos fueron a supermercado y me quede solo con mi tía, yo estaba acostado, de pronto se abre la puerta de mi dormitorio, era ella, me dijo que me rascaría la espalda, ella empezó a rascarme de la misma forma de otras veces, y empezó a bajar la ropa de cama, cuando me vio los boxer me dijo que era malo, yo le dije que ya estaba acostumbrado, ella se tiro al lado mío y me dijo que si le podía hacer lo mismo del otro día, y me dio un beso, yo la tape, le saque la ropa y nuevamente lo hicimos, fue espectacular, no hay nada como una mujer con experiencia, ella dijo que trataría de enseñarme todo lo del sexo, y me pregunto: que era lo que pensaba de lo que pasaba entre nosotros? yo le dije que era malo, porque ella era mi tía, pero que yo lo disfrutaba y me respondió que ella también, así que quedamos de acuerdo de hacerlo cada vez que tuviéramos la oportunidad.

Tuvimos muchas oportunidades, pase a ser su amante y quedo esperando un hijo mío que tuvo que abortar, en estos momentos todavía estamos juntos, y ella haciéndome disfrutar de todo lo del sexo
 

Potente Carrasco
 

Volver al Indice