EL PEPINO DEL PLACER
Por  Verónica
 
Esta sola en su habitación tumbada en su cama, excitada'' con su sexo húmedo, su vulva hinchada, su vagina abierta cada vez más, sedienta''...se quita la tanga dejando al descubierto su plenitud, enfrente de su cama tiene un espejo alguien la esta mirando, pero no sabe quien es, solo ve a una mujer que se parece a ella y la mira, con una gran sonrisa  abre las piernas  y la sonríe con una torcida mirada, mientras su lengua recorre sus labios humedeciéndolos, la del espejo le devuelve la sonrisa, una mirada de cómplice queriéndola decir estas plena eres toda una MUJER''...  cada vez más abierta,  su excitación al limite esa sonrisa torcida la hace sentir si cave mayor placer... por lo que cada vez  con mayor osadía se van separando sus  muslos  dejando entrever a la sonrisa del espejo su sexo húmedo, inclina la almohada para ver mejor a esa mujer extraña que la mira desde  dentro del espejo, cada vez mas excitada con sus piernas más separadas, con su vulva más hinchada, más húmeda, quiere más.... busca mayor excitación, busca más y mas placer...enseñando a esa mujer su sexo sediento ...de necesidad de SEXO''... de LUJURIA...

Pero sus manos ya no le sirven, ella pide más, no quiere sus dedos, pide más... Quiere masturbarse como nunca, para sentir el placer mas hondo dentro de ella, mientras su mano recorre su clítoris hinchado, muy húmedo, pero ya no  sirven sus manos, no sirven sus dedos, suspira, se estremece, se retuerce, pero quiere más'' , gime, gime, gime...se oyen unos murmullos en la habitación no sabe si son de ella o provienen de la mujer que la esta mirando en el espejo.

Las dos se quedan mirándose atontadas, ella ve como la del espejo esta excitada, su cara sudada, su melena larga despeinada apoyada en la almohada mirándose las dos en una sola...

Las dos se miran y  se preguntan ¿Qué hacer?, nuestras manos ya no nos sirven... queremos sentir mayor placer ¿Qué hacemos?...

La que esta en la cama empieza a pensar'', que puede utilizar para sentir algo fuerte grande poderoso dentro de ella?, y no sabe lo que hacer, mientras su mano sigue su exploración en su interior, un dedo acaricia su vulva, luego dos dedos más... mientras la otra mano acaricia sus muslos internos, su ano, sus caderas se elevan... ''quiere y busca mayor placer'', no quiere llegar al orgasmo'' quiere sentirse más mujer, buscando un orgasmo mayor, mientras mira a la del espejo pidiéndola ayuda...

Las dos se quedan pensando, mirándose, sin saber bien que hacer...

Al final la que esta en la cama se levanta y se va a buscar algo redondo, grande, largo para introducirlo en su vagina, pero no tiene idea que puede ser...

Mientras se queda mirando un rato en el espejo a la otra mujer, enseñándola su sexo húmedo hinchado, separadas sus piernas, juntando su sexo con la  otra mujer, sus pubis se restriegan en el espejo, agarrando con las dos manos sus pezones hinchados, las dos se miran a los ojos con la misma mirada de placer, sus bocas húmedas se besan, sus sexos restregándose con mayor violencia, las dos gimen , chillan, quieren tener un orgasmo especial.... EL DISFRUTE DE LAS DOS.

Con mirada cómplice la que esta fuera del espejo se dirige a la cocina a buscar algo, sin saber que podrá ser...

Mientras se va quitando la camiseta que le quedaba puesta, la tiene todavía encima de sus senos, sus muslos están tan mojados''... solo quiere buscar placer...para las dos
Llega a la cocina y con aire cansino empieza a buscar, esta confusa, no sabe que hacer, no sabe en donde buscar...

Mientras su mano sigue depositada en su sexo hambriento, acariciándoselo no queriendo perder placer...

Mira a su alrededor, no ve nada, se pone nerviosa abre el frigorífico, el frío que sale de la nevera le produce mayor éxtasis ... con movimientos mas bruscos empieza a acariciarse más rápidamente su clítoris hinchado, mientras tiene un dedo en su interior, que lo va meneando tanteando su cueva húmeda y oscura, mientras su mirada esta clavada en la nevera, su otra mano va buscando sin saber bien que hacer...sus piernas abiertas, separadas, su cuerpo ansioso, agitado, sus suspiros se hacen mayores...

A mano derecha tiene las bebidas, las mira... Una botella de vino, otra de agua, mira los envases pero le parecen demasiado grandes para introducírselo en su interior...

Su mirada sigue bajando, mientras su mano que cada vez esta más y más osada sigue su recorrido en su vagina, sus muslos separados, su mirada inquieta...

No encuentra nada su desesperación aumenta... su sexo le pide más y no sabe lo que hacer, piensa en su nueva amiga extraña para ella que la esta esperando en el espejo, mientras su excitación va en aumento, pero no quiere defraudarla ella la esta esperando, por lo que se impacienta, quiere ''sorprenderla''...

Abre el cajón de debajo del frigorífico y ''voila'' tiene en la bandeja de las hortalizas, 'PEPINOS'', maravillada por el descubrimiento los tantea, ahora con las dos manos, los mira buscando cual escoger... ve uno grande, arrugado, lo coge se lo mete en su boca y empieza a lamerlo saboreándolo con su lengua sedienta, mientras con la otra mano se acaricia su sexo... su excitación esta al limite... no puede más, saca el pepino de su boca y se lo lleva a su sexo, húmedo... empieza a restregárselo con movimientos lentos, suaves... ella gime y gime de placer...

Quiere introducírselo dentro de ella, se pone en cuclillas, agachada con las piernas abiertas para introducirse ese maravilloso objeto, su cuerpo sudado, su vagina cada vez mas hambrienta. Ella no puede más... esta a punto de reventar... el pepino se va introduciendo en su interior, gime, queriéndoselo penetrar totalmente. Juega con el acariciándose su clítoris con su juguete, su entrada pide ''hazlo ya'', mientras su otra mano recorre su cuerpo, tocando sus pezones, grandes, amplios, sonrosados, erectos, orgullosos... su cuerpo sudado se va agitando, convulsionado por el placer...

De repente se acuerda de su amiga, la que le esta esperando en el espejo, lo piensa... y no quiere defraudarla, le gustaría sorprenderla enseñándole su objeto más preciado hasta ese momento... se la imagina impaciente ansiosa de sexo, ansiosa de placer... se siente egoísta de haberse dado sola el placer, no acordándose de su compañera de espejo...

Se incorpora y totalmente desnuda con el pepino metiendoselo en su boca, saboreándolo, ''sabe a ella'', a sus flujos entremezclado con el sabor insípido del pepino...

Se dirige a su habitación, y orgullosamente se lo enseña a su amiga, ella sigue allí esperándola, desesperada, quizás un poco enfadada de la tardanza, las dos se quedan mirándose, se sienten mujeres en una sola...

Su amiga la sonríe tiene las piernas abiertas esperando ese fruto en su interior, mientras se lo enseña, chupandolo con  su boca, acariciándose el clítoris. Le da a saborear a su amiga el delicado juguete mojado esperando su aprobación...

Las dos se agachan, las dos se ponen en cuclillas, sus pelos sudados, sus cuerpos casi pegados, mirándose a los ojos, mientras de vez en cuando se dan un beso húmedo de lujuria y de placer...

Sus vaginas están sedientas de sexo, sus muslos cada vez más húmedos, más abiertos, cada vez más y más abiertos. Los pelos de sus sexos mojados, unidos...

Poco a poco el pepino se lo van introduciéndo en sus interiores, las dos gimen al unísono en una sola, gimen cada vez más y más fuerte, mientras el pepino sigue su recorrido dentro de ellas, las dos pidiendo más ahora, chillando, gritando''...

Empiezan a meter y sacar el pepino de sus vaginas, cada vez lo introducen mas y más osadamente dentro de sus entrañas, no saben lo que mide, pero se les antoja es grande, largo, poderoso... con movimientos circulares van explorando sus interiores, al principio lentamente, después con más y más agitación, sus cuerpos agachados, sus espaldas encorvadas, pidiendo más penetración...

Sus gemidos unidos se hacen más violentos......ahhhhhhhhh. chillan las dos, se quieren correr, pero se miran a los ojos, quieren hacerlo juntas, quieren correrse al unísono, sus chillidos entremezclados, el pepino sigue su recorrido con sus manos van sacando, metiendo, sacando, metiendo, y rebuscando en su interior...mientras gimen, chillan de lujuria...

Al final las dos estallan juntas de placer, estremecidas, en una fuerte convulsión que  hace que sus cuerpos se encorven, todavía con el pepino metido en sus entrañas, siguen arrodilladas, sus bocas unidas en el espejo empañado, mojado de sus sudores, con sus manos aun agarrando el juguete que ha encontrado una de ellas para producir placer a las dos... se quedan quietas en un largo beso a través del cristal del espejo, por fin satisfechas pero a la vez pensando en un futuro placer mayor que este, mientras el pepino sigue aún en sus interiores y ellas siguen dándose mayor placer

Las dos ahora quietas, silenciosas, con el sudor todavía bañando sus cuerpos, sin querer desprenderse la una de la otra, se miran su sexo, lo ven hermoso, lo ven pleno, son el sexo de una MUJER''.
 

Verónica
Volver al Indice de Veronica